¡Gracias por visitar Babies R Us. Si necesitas ayuda para comprar en nuestra Web, por favor llama al ------- y serás atendido/a por un asesor de Atención al Cliente. Infórmale que necesitas ayuda.
  • Date de alta!
    Cerrar Ventana
    Gracias por suscribirte
    Pronto empezarás a recibir nuestra newsletter y serás el primero en enterarte de nuestras promociones.

    Lo sentimos, el email no es correcto.
    Introduce una dirección de email válida.

    Seguir comprando
  • Mi cuenta
  • Ayuda
¡Bienvenido/a! Identificarse o crear una cuenta. Saber más
Ventajas de la compra online


Casa segura


Tu bebé, esta una permanente etapa de desarrollo y exploración del mundo en el que vive y tratará de descubrir todos los secretos que le rodean. Desde que el niño adquiere movilidad, tiene tres ideas en la cabeza:

·Tocar.
· Coger todo lo que tiene a su alcance.
· Introducirse en la boca todo lo que coge.
 

La mayoría de los accidentes son evitables. El 85% de los percances que afectan a niños entre 0 y 4 años se producen en el hogar, pero la mayoría se podrían haber evitado con unas mínimas medidas de seguridad.

 

EL BAÑO

Inodoro: La tapa debe permanecer siempre cerrada. Puedes instalar un cierre para bloquearla.

Bañera: Coloca alfombras antideslizantes en el suelo y en el fondo de la bañera. Al igual que las esponjas, se deben cambiar cada cierto tiempo porque la acumulación de humedad puede provocar la aparición de hongos. Lo más recomendable es que las bañeras esten adaptadas especialmente a su edad.

No se deben llenar sobrepasando  el límite que alcanza el pequeño sentado y la temperatura del agua tiene que ser siempre verificada antes de meter al niño en la bañera (la temperatura ideal son unos 34°- 35° C).
 

Medicamentos: Es mejor que estén guardados bajo llave o en cajones en los que hayas instalado cierres de seguridad, pueden provocar serias intoxicaciones.
 

Aparatos electrónicos: Es fundamental comprobar que los aparatos  eléctricos se desenchufan una vez  utilizados, y no tenerlos nunca cerca del baño o del lavabo. Además, los enchufes y las tomas de corriente tienen que estar debidamente protegidos.


LA COCINA


La cocina es la estancia de la casa donde tenemos que prestar especial cuidado a la seguridad ya que, según las estadísticas, es la habitación donde se produce un 25% de los accidentes domésticos. Por este motivo, no se debe dejar nunca al niño solo en la cocina.

Ante la llegada de un bebé a casa es conveniente reorganizar la cocina y no dejar a su alcance objetos peligrosos, puntiagudos o que se puedan romper, de cristal, etc.…

En cuanto a los líquidos como detergentes, jabones y productos tóxicos, deben  estar siempre en armarios cerrados con llave.

Desenchufar automáticamente cualquier aparato eléctrico nada más terminar de utilizarlo, orientar las asas de las sartenes y cazos siempre hacia el interior, y prestar especial atención con los líquidos  calientes, son también medidas de seguridad fundamentales para hacer de la cocina una habitación sin riesgos para el niño.

 

LA HABITACIÓN

El dormitorio es la habitación por excelencia donde el niño pasa más tiempo, todas las habitaciones esconden objetos cotidianos que, aparentemente inofensivos, pueden ser potencialmente peligrosos y debemos, por lo tanto, poner fuera del alcance de los más pequeños. Mucha atención a:
 

· Electrodomésticos y aparatos eléctricos.
· Herramientas u otros utensilios que puedan hacer daño.
· Botellas y objetos de cristal.
· Vajilla u objetos de porcelana, loza o susceptibles de romperse.
· Joyas. Cerillas, mecheros o encendedores.
· Cordones de las cortinas y estores. Bolsas de plástico.
· Productos de limpieza e higiene. Aerosoles. Medicamentos.
· Todo aquello menor de 3 cm de diámetro y 5 de largo.



LOS JUGUETES


Hay que organizar los juguetes de manera que pueda acceder a ellos de forma fácil y segura. Al adquirirlos, lo primero que debemos comprobar es que lleve el marcado de la Unión Europea CE, lo que nos garantiza que el juguete no presenta riesgos (teniendo en cuenta su utilización normal y previsible). En el caso de los juguetes eléctricos, lo que se nos garantiza es que el juguete está diseñado de manera que las partes eléctricas están suficientemente aisladas y protegidas, para evitar el riesgo de quemaduras.
 

· Hay que tener en cuenta que el rango de edad al que está destinado el juguete, porque dependiendo de este factor se pueden presentar unos riesgos u otros. Por ejemplo, los juguetes destinados a niños menores de 36 meses no deben presentar piezas pequeñas que puedan ser ingeridas e inhaladas.

· Una vez adquirido el juguete debemos leer todas las advertencias de seguridad e instrucciones de uso que aparecen impresas en el envase y que siempre han de estar redactadas en el idioma del país donde adquirimos el producto.

· Nunca debemos llegar solo al niño con juguetes en los que, en sus advertencias  de seguridad, se aconseje que se use siempre bajo la supervisión de un adulto.



LOS PELUCHES


Debemos comprobar que los ojos no se pueden arrancar con facilidad, ya que el niño podría tragarlos. También es conveniente comprobar que cualquier fibra que simule pelo en el muñeco no es fácil de arrancar, sobre todo si el juguete no nos advierte que es para niños mayores de 36 meses. Además, debemos lavarlos con bastante frecuencia para evitar que acumulen bacterias o ácaros.


EL MOBILIARIO


Es importante asegurar que la pintura del mobiliario de la habitación del bebé no es tóxica, sobre todo la de la cuna, ya que es habitual que los bebés chupen los barrotes y cualquier pintura tóxica podría dañarles. Se aconseja que el mobiliario presente bordes redondeados que evitarán que el niño pueda dañarse si cae, sobre todo cuando empieza a dar sus primeros pasos.

Debemos asegurarnos de que la cuna cumple con la normativa:
 

· En cuanto a la distancia adecuada entre los barrotes y el espacio sobrante entre la cuna y el somier.

· Que el niño no pueda acceder al mecanismo de sube y baja del lateral, ya que podría caer de la cuna.

· La cuna no debe llevar (ni en los cabeceros ni en los laterales) nada que sobresalga de forma que el bebé pueda quedar enganchado con una cadena de chupete o con la ropa.


Verifica que las baldas y estanterías están bien fijadas, ya que tu bebé no podrá contener la tentación de escalar por ellas o simplemente de apoyarse cuando comience a dar sus primeros pasos. Por esa misma razón coloca todo lo que esté a su alcance en los estantes más altos.

*Artículos útiles que encontrarás en Babies"R"US:
- Cierres de seguridad (para ventanas y cajones)..
- Protege enchufes.
- Bloqueador de armarios.
- Protectores de esquinas.
- Pinza sujeta-sábanas.
-Barreras de cama y de puertas.

Debes prestar especial atención a todo lo que esté clavado en las paredes al alcance de la mano del niño: un aplique, un cuadro, un plato colgado o un espejo pueden causar golpes y cortes si se caen sobre la cabeza del bebé. También tienes que tener especial cuidado con las lámparas de pie, los adornos de cerámica o cualquier elemento ornamental que se encuentre en el suelo. Merece más la pena renunciar a ellos durante unos años.

 

CONSEJOS

· Observa atentamente los progresos psicomotrices de tu hijo, con el fin de adaptar su entorno y su propio comportamiento.

· No le dejes nunca solo mientras esté despierto. Sobre todo en el baño, sobre la mesa de cambiar o en la trona: unos pocos segundos son suficientes para que se produzca un accidente.

· No le dejes al cuidado de un hermano mayor pequeño. Sin ninguna mala intención, dejará su responsabilidad cuando se aburra y se pondrá a jugar.

· Ten siempre a mano los números de teléfonos donde llamar en caso de urgencia.

· Utiliza un teléfono inalámbrico, para poder atender las llamadas sin dejar de vigilar a tu bebé.