¡Gracias por visitar Babies R Us. Si necesitas ayuda para comprar en nuestra Web, por favor llama al ------- y serás atendido/a por un asesor de Atención al Cliente. Infórmale que necesitas ayuda.
  • Date de alta!
    Cerrar Ventana
    Gracias por suscribirte
    Pronto empezarás a recibir nuestra newsletter y serás el primero en enterarte de nuestras promociones.

    Lo sentimos, el email no es correcto.
    Introduce una dirección de email válida.

    Seguir comprando
  • Mi cuenta
  • Ayuda
¡Bienvenido/a! Identificarse o crear una cuenta. Saber más


Embarazo


Desde el momento en que te quedas embarazada, tu cuerpo comienza a experimentar multitud de cambios físicos y psíquicos. Conocer todos estos cambios te ayudará a saber con lo que te enfrentas y a llevarlo de la mejor forma posible. El embarazo debe ser considerado como un período fisiológico en la vida de la mujer.


De la misma manera que tu estas cambiando, el bebé también lo está haciendo en tu interior, por eso tu entorno y costumbres también deben ir adaptándose a la nueva situación.


Recuerda que las primeras 14 semanas son vitales para el desarrollo de tu bebé.

 

PRIMER TRIMESTRE DE EMBARAZO

Desde la segunda semana de tu embarazo empiezas a notar cambios en tu cuerpo: uno de los primeros síntomas es el aumento del pecho, que suele hincharse como en los días previos a la menstruación y, en muchos casos, se vuelven igual de sensibles. Es muy importante ir cambiando de talla de sujetador según lo vayas necesitando, para que la piel guarde toda su elasticidad. También la sensación de cansancio aparece en las primeras semanas de embarazo.

Las náuseas suelen hacer su aparición en el segundo mes y desaparecen al llegar el segundo trimestre. Otro de los síntomas de este periodo es la hipersensibilidad e irracionalidad, motivadas por la alteración de hormonas que se sufre en el embarazo.

Al comenzar el tercer mes a algunas embarazadas les cuesta más abrocharse los pantalones pero, la mayoría ya han engordado 3 ó 4 kilos. Poco a poco, las náuseas y los mareos van desapareciendo, así como las ganas, casi permanentes, de hacer pipi típicas de los 2 primeros meses de embarazo.

El corazón de tu bebé ya late al finalizar el primer mes de gestación, y eso que sólo mide 1,5 mm. Al finalizar el segundo mes mide unos 3 cm y pesa 3 gramos. A pesar de ser tan chiquitito, la mayoría de sus órganos ya están prácticamente formados, la cabeza todavía es muy larga en proporción con el cuerpo.

En el tercer mes, el corazón de tu bebé ya late a un ritmo bien diferenciado del tuyo y, aunque tú todavía no lo notes, él empieza a moverse de un lado a otro: brazos, piernas, cabeza… ¡Incluso a veces le da hipo! Sus músculos van creciendo y haciéndose más fuertes. Las células de su cerebro se multiplican día tras día; su nariz y su barbilla van tomando forma y lo ojos, están ya en su lugar definitivo… Abre y cierra las manos, sus deditos están definidos y visibles y la boca empieza a succionar líquido amniótico, rico en minerales. Entre la semana 11º y la 12º da el paso de embrión a feto. Algunos órganos, como el páncreas y el hígado, comienzan a realizar sus funciones.



SEGUNDO TRIMESTRE DE EMBARAZO


Este es el mejor trimestre del embarazo: las primeras molestias ya se han pasado y aún no has engordado tanto como para moverte con dificultades. Intenta hacer ejercicio para mantenerte en forma: nadar, pasear, yoga… ejercicios adecuados a tu estado de salud. A partir de la semana 17º ya notarás los movimientos del bebé.


A partir del 6º mes tu volumen sanguíneo se ha incrementado un 40% para poder alimentar la feto a través de la placenta, la tiroides está más activa, lo que aumenta tu temperatura corporal y los niveles de sudoración. Además el peso de tu tripa hace que tiendas a echarte hacia atrás, por lo que es importante que, para evitar dolores lumbares, pongas especial cuidado al sentarte. A partir de este mes puede que te salgan manchitas oscuras en la piel de la cara. Estos problemas están causados por los cambios hormonales.


Dentro de ti, el bebé crece y se desarrolla muy deprisa. Su cara va tomando expresión e incluso empieza a hacer muecas, aunque todavía son un movimiento muscular y no tienen nada que ver con su estado de ánimo. Al terminar el 4º mes mide 19 cm, pesa unos 200 gr y su piel es prácticamente del mismo color rosita con el que nacerá. Durante la semana 18º nacen sus uñas y las huellas dactilares es han definido. Al final del 5º mes mide 26 cm de largo y pesa 500 gramos.


En torno a la semana 20º el ginecólogo realizará la segunda ecografía y ya os podrá decir el sexo del bebé. Será el momento de empezar a pensar nombres. Durante la semana 24º, los pulmones del bebé se están preparando para respirar, sus labios y los nervios de la boca cada vez están más capacitados para succionar la leche de tu pecho, de hecho: ¡No deja de entrenar chupándose el dedito! Su piel se vuelva cada vez más gruesa y rosada, sus ojos ya tienen pestañas… como ves, está hecho toda una personita. Lo más significativo durante este segundo trimestre de embarazo es el desarrollo de los sentidos del bebé; la vista, el gusto e incluso el oído. Al término del 6º mes, el bebé mide, de media, unos 33 cm y pesa unos 870 gramos.



TERCER TRIMESTRE DE EMBARAZO


A partir del tercer trimestre de embarazo, vas a ganar cada vez más peso, lo ideal es que al término de la gestación hayas cogido entre 10 y 16 Kg., si lo has comenzado con un peso normal. En este 7º mes es normal que hagan su entrada las famosas hemorroides y que se te hinchen las piernas o incluso que sientas calambres, probablemente a causa del aumento de la presión de los vasos sanguíneos. En cuanto al desarrollo de tu hijo, sus órganos están formados, su sistema nervioso en funcionamiento, su cerebro no para de aumentar y abre los ojos por primera vez.


En el 8º mes de embarazo, el bebé ocupa prácticamente todo el volumen del útero, dentro de poco adoptará la posición definitiva antes de nacer: con la cabeza hacia abajo preparada para salir. Su piel ya es completamente rosada y cada vez tiene menos pliegues. Su sistema respiratorio así como el digestivo están prácticamente preparados para funcionar por sí solos y el sistema inmunológico se está empezando a desarrollar. Al finalizar el 8º mes de gestación, el bebé mide, de media, unos 43 ó 45 cm. y pesa alrededor de los 2,200-2,500 Kg.


Y en cuanto llega el 9º mes, los nervios harán su aparición. ¡Comienza la cuenta atrás para el parto! Deberás estar preparada por si el bebé se adelanta. La mayoría de las mujeres dan a luz entre la semana 38ª y 42ª de su embarazo. Sin embargo, no es posible saber exactamente cuándo comenzarán los dolores de parto. Hacia la semana 36ª sentirás bastantes molestias: una desagradable sensación en el pubis, retortijones acompañados del endurecimiento del abdomen y dificultad para respirar. Por las mismas fechas empezarás a notar las contracciones de Braxton Hicks, que aún no son las del parto. Los síntomas principales de que le gran momento ha llegado son tres: expulsión del tapón mucoso, rotura de aguas y las contracciones auténticas.
 

HÁBITOS HIGIÉNICOS



· Es aconsejable moderar la toma de café o té.

· No tomes ningún medicamento sin consultar antes con tu médico.

· Durante el embarazo la higiene corporal es muy importante, siendo beneficiosa una ducha diaria con jabón neutro y el posterior cuidado con crema hidratante de la piel del abdomen, mamas, nalgas y muslos.

· Utiliza ropa cómoda, evitando los calcetines elásticos hasta la rodilla y los tacones altos. Es recomendable utilizar una faja pre-mamá desde el sexto mes de embarazo.

· Si no se indica otra cosa en la consulta, las relaciones sexuales pueden ser normales hasta el final del embarazo.

· Tanto el alcohol como el tabaco son perjudiciales  para la madre y el bebé.


 

ACTIVIDAD FÍSICA

Puedes desarrollar tu trabajo habitual, evitando la fatiga excesiva y los ambientes tóxicos. Es aconsejable coger la baja maternal por lo menos dos semanas antes de la fecha probable del parto. El paseo diario es un ejercicio ideal. Es aconsejable descansar y dormir un mínimo de 8 horas. Cuando el embarazo esté avanzado (a partir del sexto mes) es mejor el reposo y el sueño sobre el lado izquierdo y si es posible se debe evitar dormir boca arriba.
 
 

ALIMENTACIÓN



· En la consulta te darán una dieta orientativa, basada sobre todo en una alimentación variada con verduras, pescado, carne, huevos y fruta.

· Es aconsejable reducir la toma de grasas, harinas, picantes, dulces y salados.

· La toma de verduras y frutas todos los días te ayudará a prevenir o mejorar el estreñimiento.

· Es recomendable tomar diariamente de medio litro a un litro de leche, pudiendo sustituirse un vaso de leche por un yogur.

· El aumento de peso durante el embarazo no debe ser superior a 10 kg. Es completamente falsa la idea de que hay que comer por dos.

· No olvides pesarte antes de ir a la consulta, siempre en la misma báscula y con la misma ropa.




SÍNTOMAS QUE OBLIGAN A CONSULTAR AL MÉDICO



· Vómitos repetidos o intensos.

· Dolor de cabeza intenso o continuo.

· Pérdida de sangre o líquido por la vagina.

· Dolor abdominal.

· Fiebre o escalofríos.

· Molestias urinarias.

 

ALIMENTACIÓN

Están permitidos, siempre y cuando el curso del embarazo sea normal, pero se deben evitar posturas fijas y el cansancio excesivo. Se desaconseja viajar en las seis últimas semanas del embarazo.

ECOGRAFÍAS

Generalmente se realizan 3 ecografías, una por cada trimestre del embarazo:

1ra. Analiza la edad gestacional.

2da. La anatomía fetal.

3ra. El tamaño del feto.

Si en la tercera ecografía el feto no está de cabeza, se hace una cuarta  para valorar el tipo de parto.



TOXOPLASMOSIS

Es una enfermedad infecciosa producida por un parásito llamado: Toxoplasma Gondii que se transmite al ser humano a través de quistes presentes ciertos animales como gatos, perros y palomas, así como también por la ingestión de carnes poco cocinadas.

Esta enfermedad leve para la madre, pero que podría tener consecuencias muy serias para el feto en fomación.

Para evitar contraerla durante el embarazo, basta con seguir las siguientes recomendaciones:

· Evitar el contacto con gatos.

· Las carnes y pescados deben estar muy bien cocinados.

· Las verduras, tubérculos y hortalizas deben ser bien lavadas con unas gotas de lejía en el agua.

· Evitar alimentos ahumados y encurtidos.